Optimizando la Eficacia y el Rendimiento

Optimizando la Eficacia y el Rendimiento

Coaching y Modelado

Esteban Cuellar

Esteban Cuéllar Hansen

Director

“Eficacia es hacer las cosas bien, eficiencia hacer lo que hay que hacer”

Peter Drucker

Según Robert Dilts, en su libro Coaching; herramientas para el cambio dice que: “Mientras que la atención preferente del coaching se centra típicamente en Qué hace y qué debería hacer el individuo para rendir eficazmente, la Programación Neurolingüística, como un conjunto de herramientas y tecnologías psicológicas para el Modelado de la excelencia humana, centra su atención y su proceso de modelado (o creación de modelos) en cómo actuar óptimamente”.

El modelado implica la identificación y el análisis de ejemplos de actuaciones exitosas: ¿Qué hace y cómo ejecuta mediante una estrategia mental y física sus acciones un Campeón para conseguir un desempeño espectacular?.

El bucle sistémico que forma la PNL y el Coaching sería como una especie de interacción entre la consecución de objetivos y el análisis del éxito.

Las habilidades, herramientas y técnicas comunes de la PNL, son capaces de dar apoyo a un coaching eficaz, ya que incluyen el establecimiento de resultados deseados y de objetivos bien definidos así como la identificación de momentos de excelencia a través de la fisiología y el acompasamiento adecuado, el aporte de realimentación en la ejecución de las habilidades, el anclaje y la asociación eficaz de los recursos para dispararlos en los momentos clave en que necesitemos que estén disponibles para una buena actuación.

El coaching y el modelado constituyen así dos procesos esenciales y complementarios para alcanzar el rendimiento óptimo en cualquier área.

El modelado refuerza el coaching definiendo cómo llevar a cabo tareas y actividades del mejor modo posible, y el coaching refuerza el modelado ayudando a los implicados a interiorizar y poner en práctica lo que ha sido modelado.

Cuando decimos interiorizar consideramos de máxima importancia intervenir lo menos posible en el aprendizaje del cliente. Hacemos como la mamá hipopótamo de la historia, ayudamos a la cría hipopótamo a salir a respirar, pero sólo lo necesario para que el bebé pueda aprender a hacerlo por sí mismo/ y bucear de forma independiente.

El bucle sistémico que se genera constituye un ejemplo de aprendizaje de doble bucle.

Estracto del libro Qué Quieres y Cómo Conseguirlo 2º Edición 2017

Autor de 4 libros y director del Instituto Excel Coaching, donde se enseña la formación en coaching y la Formación Completa de P.N.L.

Deja una respuesta

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Traducir »